Coaching para la salud. Desprogramación biológica

El Coaching es una metodología que facilita el aprendizaje, generando nuevas perspectivas, compromiso y responsabilidad, lo que se traduce en mejores resultados en tu vida personal y/o profesional. Consigue el máximo desarrollo de una persona y puede dar lugar a una profunda transformación que permanece en el tiempo.

El coach te acompaña en tu camino de crecimiento mediante conversación y herramientas, en un proceso sistemático que promueve cambios cognitivos, emocionales y conductuales que expanden tu capacidad de acción.

El Coaching es arte y técnica, enfocado a tomar consciencia de ti mismo de forma experiencial, de tus recursos y capacidades, para que lideres tu vida con éxito.

La Programación Neuro-Lingúística (PNL) estudia el funcionamiento de las personas en base a cómo interpretan el mundo a través de los sentidos (experiencia subjetiva), cómo procesan la información, y la influencia que tiene la utilización del lenguaje sobre su programación mental. Esta metodología nos permite conocer cómo creamos tus pensamientos, y nos enseña a utilizar los recursos internos que necesitamos para generar cambios positivos.

No se puede cambiar una conducta sin tener en cuenta la emoción y el pensamiento del que proceden. La PNL, a través de dinámicas, te ayuda a tomar conciencia del lenguaje verbal y no verbal que utilizamos al comunicarnos con los demás y sobre todo con nosotros mismos. Nos ayuda además a modificar, y/o potenciar los programas (pensamientos, creencias, emociones) según nuestros deseos, para avanzar de forma positiva hacia los resultados que queremos obtener.

“No podemos enseñarle nada a la gente, sólo podemos ayudarles a que descubran lo que hay en su interior”. Galileo Galilei

Aplicación a la Salud

¿Quién no ha estado enfermo alguna vez, o tiene gente alrededor que lo está? Las enfermedades son vividas como algo que viene de fuera, lo que nos ha tocado vivir, que lo hemos “pillado”. Y aparentemente, eso es verdad.

Ahora bien, cabe preguntarse por qué en unas circunstancias similares, unos enferman y otros no. O por qué unos se curan y otros no lo hacen. ¿Es así de anárquica la enfermedad? ¿Somos meras víctimas?

Si las personas tomáramos conciencia de nuestro cuerpo y su sintomatología, cuando aparece, y lo supiéramos relacionar con lo que nos está sucediendo y cómo lo estamos viviendo, seríamos más eficaces en la gestión de las situaciones y podríamos además mejorar nuestro estado de salud. Pero ¿Cómo se hace?

Para abordar este tema trabajamos con Desprogramación Biológica

¿Qué es la Desprogramación Biológica?

La Desprogramación Biológica (DB) relaciona el tipo de enfermedad con la localización de ésta y con la vivencia personal de una situación conflictiva.

Al igual que las funciones vitales de nuestro organismo, que tienen lugar de forma automática dirigidas por el cerebro, las enfermedades también. El cerebro “automático”, el inconsciente, es un superordenador que gestiona millones de datos por segundo y realiza complejísimas operaciones matemáticas para velar por nuestra supervivencia instante a instante, dando siempre la orden más precisa y eficaz, sin juzgar la situación. A nivel biológico de supervivencia funcionamos de manera arcaica, o sea igual que los hombres de las cavernas o los animales.

A lo largo de nuestra vida aprendemos, adquirimos conocimientos y tenemos experiencias, y todo ello junto a la información a nivel genético que heredamos de nuestros ancestros, forman nuestro mapa mental individual. Cada uno vemos el mundo y vivimos las situaciones según sea este mapa mental, lo que hace que reaccionemos de maneras distintas ante un conflicto. Ahora bien, ¿Somos así y no podemos cambiar?

La DB es una metodología conversacional que pretende llevar a la consciencia y comprender las improntas que el cerebro ha grabado a nivel inconsciente ante determinados shocks traumáticos o conflictos muy estresantes que nos han desestabilizado, y los programas biológicos que se han activado. Buscamos dejar de funcionar en automático (inconsciente). Estas improntas de shocks y vivencias estresantes pueden haberse grabado en distintas situaciones vividas a lo largo de nuestra vida, y también durante el embarazo, parto, primer año de vida, e incluso en la vida de nuestros ancestros.

El objetivo es ser dueños de nuestros actos con plena consciencia, recuperar el estado de salud o la normalidad y el bienestar al máximo posible.

La DB es aplicable también a los patrones de conducta automatizados y a conflictos repetitivos que no controlamos y que nos bloquean, limitando nuestra capacidad de acción e impidiéndonos vivir con plenitud nuestra vida. El objetivo en estos casos es también poder descifrar su origen y su función, para comprenderlos, y reaprender otros en su lugar. El cerebro es plástico y puede crear nuevas neuronas y nuevos circuitos, no es algo estático y rígido.

El terapeuta en DB no hace diagnósticos ni prescribe fármacos. Bajo ningún concepto ha de sustituirse por el consejo médico profesional ni dejar el tratamiento establecido por éste, quedando bajo responsabilidad del cliente. Son perfectamente compatibles.

Se puede complementar con metodologías de Programación Neuro-Linguística o de Coaching, entre otras, según las necesidades de cada cliente, para acompañarle en su proceso de aprendizaje y cambio.

“Hasta que el inconsciente no se haga consciente, el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida y tú le dirás destino”. Carl Jung

Si quiere contactar con nosotros, por favor, envíenos un mensaje rellenando el siguiente formulario y nos pondremos en contacto con usted en breve.

Contacte conmigo

Contacte conmigo

Enviando